1 oct. 2012

Querías besarme y te corrí la cara


- “a, b, c …”

Fue lo primero que te dije

- “Hola ...”

Fue lo primero que me dijiste tímidamente 
cuando apareciste en la esquina de la escuela en donde estudiaba.


Nos cuesta amar, nos cuesta perdonar. Desde el día en la playa, aquel, si ese, en ese momento en el cual querías besarme y te corrí la cara, por miedo, desde ESE momento, mantienes ocupada mi cabeza. A veces podría decir que maldigo el día en el que te conocí (te lo dije una vez). Ocupas mi alma, mis segundos, minutos, mis horas y más. Sos un huésped detestable. Dueño de mis lágrimas, de mis cambios de humor, de mis altibajos, de mis sonrisas y mis miedos. "Mi corazón se a roto pero tengo algo de pegamento, ayúdame a inhalarlo para arreglarlo juntos, flotaremos y nos colgaremos de las nubes ..."   Nunca pensé llegar a este nivel, no estaba para nada en mis planes enamorarme de vos, menos, saber que vos lo hacías. Ya son casi las tres de la madrugada de un día nuevo, un día más, ya son casi tres años en los que me hiciste débil y fuerte, fuerte y débil.


Con solo verte, se me eriza la piel. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

almas