17 feb. 2013

La carta que tanto esperabas




                                                                                                       Destinatario: Yo
17 de febrero del 2013

Querida (...)

Bueno primero que nada perdón por las frases sueltas, los errores de ortografía y la mala calidad de mis palabras. Ante todo esto, no sé cómo escribir un escrito, menos una carta, pero necesito desahogarme y pedirte perdón por todo el daño que te cause alguna vez. Lo ultimo que tenia que haber pensado en mi vida era lastimarte a vos. Hoy me di cuenta que fue un periodo largo en el cual cause en vos emociones de mucha tristeza, días/tarde/y por sobre todo… noches/ en las que no dejaste de llorar, ese llanto que tanto odio, que tanto odiamos las dos. Tenía miedo al hacer esto alguna vez, no sé cómo lo vas a tomar, o como serán las consecuencias de tus futuras decisiones, o en tu nuevo camino, -de ante mano, te sonrió, te abrazo fuerte, te deseo felicidad y paz-; tengo miedo a que te deje de importar esas sonrisas hermosas que alguna vez te enamoraron, que sigas tu camino siendo una mujer fuerte dejando atrás a todo aquello que te rompió el corazón alguna vez, pero de eso se trata este perdón. Sé que no te pude dar mi potencial fuerte, que te humille, te amargue, te odie, no te respete, te olvide, no te escuche cuando me gritabas con todas tus fuerzas. Como me gustaría poder tener en mis manos algo que me lleve años atrás para que me logres perdonar, para que hoy en día puedas frenarme cada vez que te tiro abajo, cada vez que despedazo tus sueños, cada vez que te hago temblar, llorar, que te digo que no podes hacer esto o aquello, que sos una inútil, que rompo tu corazón con un “sos una mina horrible ¿Quién pondrá sus ojos en alguien tan patética como vos?”, cada vez que te mato cuando susurro su nombre/ digo que lo amo/ pero sé que podes seguir adelante, alguien aparecerá y te amara como te lo mereces, por eso también te pido perdón. Por no saber elegir bien, por creer tanto en él y en todas sus palabras, pero ya sabes que no siente absolutamente nada. Te pido perdón otra vez, le pido perdón a él y lo perdono de nuevo por vos, una vez más. Sé que es difícil perdonarme después de todo esto, capas no merezco que lo hagas, pero necesitaba hacerte saber que aunque no lo hago visible, me importas demasiado. A estas horas puedo decir que lo que más quiero es que seas feliz vos por sobre todas las cosas, que sigas sonriendo al lado de esas personas que tantas sonrisas te sacan, que te animes a hacer fotos, que te deslumbres a vos misma, que no te dejes caer, que seas fuerte, que luches, que ames con todo tu ser. Gracias por todo aquello que alguna vez me dijiste y no lo supe valorar. Hoy me entierro y te mando una nueva yo de mi parte. Espero que te ayude.

Te agradezco tu compañía, te dejo un "pase lo que pase, estoy al lado tuyo, siempre" 

Atentamente Yo. 

Fue ayer cuando me deslumbraba con tu sol. fue un sueño, pero de esos que no se alcanzan. Fue una irrealidad creer que me querías cuando tus brazos me protegían.

13 feb. 2013

El problema de quererte es mirar que tan fácil descomprimís ese "..." que tanto decías.
No quiero acostumbrarme a ti, ni vivir por lo que fuimos, sino volver a vivir por mi. 
"Fue ahí cuando me di cuenta que nunca fui tan importante como decías. "